• Dior

Serie - Vegetación como material proyectual

Decidimos que durante lo que resta de Enero vamos a compartir información acerca de la vegetación como un material de proyecto

POST #1


Sabias que todos nuestros proyectos contemplan la vegetación en sus 3 escalas (altos, medianos y bajos), en sus 2 grandes tipos (perennes y caducos), en su velocidad de crecimiento, y en sus 4 estaciones ?

La vegetación cumple varios roles en un proyecto de arquitectura que iremos pensando juntos, y queremos empezar por el aspecto SOSTENIBLE.

Acá te dejamos el primer dato de una larga lista:

Diferenciar entre especies que arrojan:

sombra continua todo el año, como las coníferas o los ligustros. Estas especies cubrirán como máximo un 30% de la vegetación total para no generar mayor humedad en el jardín.

los que arrojan sombra tupida sólo una parte del año (de esos que bajo la lluvia te cubren como un semicubierto) buenos ejemplo son el Tilo y el Plátano

Los que arrojan sombra una parte del año pero por su forma piramidal cercana al suelo no podes estar debajo, y cambian de color. Por lo general los llamamos ornamentales y un buen ejemplo son los robles, liquidámbar, o acer.

los que arrojan una sombra finita, casi imperceptible por el tamaño de sus hojas, como las Acacias o el aguaribay.

los que arrojan sombra finita y tienen flor, mi preferido el Jacarandá

los que no arrojan sombra pero frenan el viento, como los álamos, amamos su hoja de dos cometes, verde de un lado, plateada del otro.

por último los que no arrojarán sombra considerable ni generarán un espacio delimitado debajo en ningún momento del año, como las palmeras.

El hecho de comprender la vegetación autóctona su sombra, color y crecimiento, es el primer paso para crear con vegetación el entorno sostenible que la obra arquitectónica NECESITA

Los invitamos a que armen su catálogo



POST #2


Seguimos con la vegetación como material proyectual, en este caso como contexto de la obra.

Nosotros contábamos a priori con:

3 Tilos al noroeste sobre nuestra vereda y 1 Paraíso en la vereda paralela

3 Jacarandá al sudoeste sobre nuestra vereda y 4 jacarandá en la vereda paralela, todos de gran porte.

Aparte descubrimos, mientras íbamos subiendo de piso en el transcurso de la obra, otros tesoros del entorno:

Hacia el norte 1 Santa Rita y 1 Jacarandá; hacia el este 1 Liquidámbar y 1 Glicina.

Hablamos de la mayoría de estas especies en el post anterior, con lo cual entenderán las sombras que influenciarían a la planta baja y el primer piso.


Sin embargo, también modifican la perspectiva desde las ventanas y balcones del resto de los pisos, dando cuenta del paso del tiempo en el día y en el año.


Abrimos una ventana nueva durante la obra para ver los jacarandás sobre Camacuá desde una perspectiva escorzada, y esto no lo hubiésemos descubierto antes de estar parados sobre la losa de la planta baja.


¿Cuántas visuales perdemos por no estudiar el entorno? ¿En todo caso, es mejor sorprenderse y dejar alguna toma de decisión librada al entorno?



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • LinkedIn Basic Black