CASA LAGUNA

Ubicación: Barrio Horizontes al Sur, Canning, Prov. de Buenos Aires, Argentina

Proyecto y dirección: arq. Diorella Fortunati

Superficie construida: 170m2

Superficie terreno: 705 m2

Año de proyecto: 2020

Año de construcción: 2020

Asesores: Ing. Carlos Tinirello

Imágenes: Maiten Alderete

Show More

Memoria

por Diorella Fortunati

Cuando Marcelo y Deborah nos contactaron sentimos inmediatamente que eran de esas personas que estiman lo verdadero, lo esencial. Tenían las cosas claras, y nos hicieron el trabajo mucho más simple y llevadero. Añoraban todo lo que, por esas cosas de la vida, también hubiese añorado de una “casa”.

Y qué es casa hoy?

Casa para ellos es refugio, olor a tilo, quietud, música calma, un fuego, un vino, un libro, una buena comida, la familia yendo y viniendo, los nietos, los amigos, el silencio.

Pensamos una casa introspectiva, que construya murallas perimetrales llenas de vida y actividad para liberar un corazón flexible de usos múltiples, completamente aislado, con grandes ventanales que lo conectan con su pulmón a cielo abierto, desde donde ver la orilla de la laguna, las nubes, el atardecer, los teros.

Nada se vislumbra de otras construcciones desde la casa, la privacidad fue la premisa principal.

Se accede a través de un patio mediterráneo, de bajo mantenimiento, árido, resguardado por un filtro de listones de madera, el auto queda fuera de esa lógica, desde que lo estacionas detrás de un tabique colgante de hormigón visto con encofrado de tablas no volves a verlo, pudiendo acceder por la entrada secundaria al mismo espacio abierto común de la vivienda, acompañada inmediatamente de la cocina y un área exterior de parrilla y comedor diario con un mesón de hormigón, mobiliario permanente que invita al uso cotidiano.

En el extremo opuesto se encuentran los dormitorios, dos de ellos son de visita, para recibir a la familia, y el último, aislado por un patio de agua, es el principal, mirando a la laguna, atomizado por dentro, generando rincones con variadas visuales.

Ya en el jardín, se desarrollan la pileta de desborde infinito, alineada con el corazón de la casa, generando una continuidad de pelos de agua entre la laguna y la pileta; y el muelle.

Propusimos para ese atardecer un sauce llorón, que imaginamos tocará el agua con sus hojas dejando pasar los últimos rayos de sol.

 

seguinos
  • LinkedIn Basic Black

© 2015 by MORTON51ST