top of page
  • Dior

Ley de la selva

Actualizado: 2 nov 2019


A veces pienso cuando veo ésto, qué afortunados aquellos en su ley, regidos rigurosamente por las horas del sol y las ráfagas de viento; aquellos que saben por la dureza de la piel y el dolor del cuerpo cuándo es el momento de descansar sin mirar el reloj; aquellos que pueden andar desaliñados y chiflar todo el día; cantar mientras resisten, reírse a carcajadas, aquellos con un idioma propio que los independiza de sus jefes, aquellos con la ley de la selva. Porque esto se parece bastante a nuestro estado salvaje, ver cada amanecer, cada atardecer, sentir la llovizna, hacer del cuerpo uno con el entorno. Parece penoso pensar en la hora en que se alinean y suben al tren, al colectivo, con las manos aún rígidas, rodeados de gente enfrascada: sin selva, sin sentidos...

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Pero qué manera de vivir es esa? En cajas apiladas hasta el cielo con ventanas siempre tapadas por las cortinas. Al abrirlas, encontras la cara del vecino en el balcón; el sol horizontal del oeste ce

bottom of page